CARLOS SAINZ: “ESTAMOS COLOCANDO LAS PIEZAS ADECUADAS PARA LUCHAR POR LA VICTORIA EN EL PRÓXIMO DAKAR”

Nacho González, Director de Comunicación y RR.EE. de Audi España, analiza junto a Carlos Sainz la primera semana del Dakar 2022, en la que la marca de los cuatro aros y el piloto español han hecho historia al lograr la primera victoria de etapa con un coche con propulsión eléctrica.

Sin embargo, la ambición tanto de Audi como de Carlos es mucho mayor, y ambos ya piensan en luchar por la victoria absoluta en la próxima edición del rally. Cada kilómetro que los tres Audi RS Q e-tron recorren este año es con ese objetivo: aprender para estar en lo más alto en 2023 y ser la primera marca que logra el triunfo en el Dakar con un coche electrificado.

Este año hemos estrenado en el Dakar un coche revolucionario como el Audi RS Q e-tron. ¿Cuáles son las virtudes de este coche y qué se puede mejorar?

En la primera semana de carrera hemos podido evaluar muy bien el coche para conocer los puntos más fuertes y lo que se puede mejorar. La gran sorpresa ha sido que los primeros problemas que hemos tenido no han tenido nada que ver con el nuevo concepto eléctrico, sino con la suspensión, donde nos encontramos con problemas que no tuvimos en los test y que sí han aparecido en la carrera.

Yo, sinceramente, estoy contento. Hemos conseguido una victoria de etapa y varios podios en los resultados finales de cada día. El coche se está comportando muy bien. El primer año para un coche nuevo en el Dakar siempre es complicado, y se está viendo aquí, pero el potencial es muy bueno y creo que esto nos servirá para aprender mucho en esta edición y preparar el futuro con más optimismo.

De nuevo has hecho historia al ser el primer piloto que gana una etapa en el Dakar con propulsión eléctrica, ¿crees que el futuro del Dakar es este tipo de tecnología?

El futuro en general va por ese camino, y no solo en competición; también es el futuro de la movilidad. Competir en una carrera de larga distancia como el Dakar con estas características mecánicas es un reto y un hito en el que poca gente podía pensar hace unos años. A la hora de conducir el coche no hay ningún problema, en las dunas y en cualquier tipo de terreno va muy bien; no hay problemas de adaptación. Esta primera semana nos ha permitido descubrir los puntos fuertes y también algunos en los que hay que trabajar como el peso, que sigue siendo el caballo de batalla de cara al futuro donde hay que concentrar esfuerzos, pero no es nada que no se pueda conseguir.

¿En qué se diferencia principalmente este coche de otros que has conducido en el pasado?

He conducido varios y muy separados en el tiempo. Es un coche revolucionario, con cuatro ruedas motrices y cuatro motores: tres motores eléctricos y uno de combustión. Nunca he conducido un coche de estas características, siempre había sido de propulsión mecánica. En estos momentos de mi carrera deportiva, un reto de este tipo me apetecía mucho, no me arrepiento de haberlo elegido para nada: estamos colocando las piezas para intentar luchar el próximo año por la victoria.

¿Quién puede ganar este año?

Creo que Nasser Al-Attiyah lo tiene muy fácil. Se le allanaron mucho las cosas el primer día con la navegación. No creo que vaya a tener muchos problemas.

© Audi Communications Motorsport

¿Qué le pedirías a la organización?

Le pediría sentido común a la hora de hacer un roadbook. No solo por la navegación: sabemos que hubo un error en el roadbook el primer día y no fueron capaces de aceptarlo, cuando en realidad hubiese sido muy sencillo neutralizar la carrera en aquel punto. Le pediría un roadbook a la altura de lo que es el Dakar. Este año estoy viendo un Dakar que a mí es el que menos me está gustando.