“LA VELOCIDAD DE LA LUZ” EN EL MUSEO AUDI EN INGOLSTADT

La nueva exposición “La velocidad de la luz” que se inaugura en el Museo Audi en Ingolstadt cuenta, por primera vez, la historia de la evolución de los sistemas de iluminación a través de los productos de la marca de los cuatro aros. Esta muestra tan especial se remonta a los tiempos en los que los primeros automóviles utilizaban fuego real para iluminar la carretera. Diez vehículos permiten recorrer las distintas etapas de los avances en iluminación en el automóvil, mientras que otras exposiciones ilustran la funcionalidad y la fascinante tecnología en constante evolución de los faros y los grupos ópticos traseros. “La velocidad de la luz” podrá verse en el Museo Audi desde el 18 de noviembre de 2022 hasta el 4 de junio de 2023, y de forma digital mediante la aplicación Audi Tradition.

“Los primeros tiempos del automóvil fueron muy oscuros”, declara Stefan Felber, responsable de la nueva exposición de Audi Tradition. Felber lo explica: en su evolución hasta como los conocemos en la actualidad, los faros y las luces traseras tuvieron un comienzo complicado porque, como los coches derivaban de los carruajes, adoptaron inicialmente la tecnología de iluminación de la época: velas en carcasas para protegerlas del viento que no eran mucho más que meras luces de posición. Sólo cuando los vehículos empezaron a circular a mayores velocidades y se empezó a conducir de noche, la correcta iluminación fue ganando más importancia hasta convertirse en un requisito legal. Desde las velas hasta las posteriores lámparas de queroseno, la iluminación de los vehículos empezó a evolucionar rápidamente. Los faros de carburo sirvieron de tecnología puente hasta la implantación del alumbrado eléctrico. La llamada “luz Bosch”, creada en 1913, fue el primer avance significativo hacia los faros modernos. El desarrollo de las lámparas Bilux de doble filamento en 1924 permitió, por primera vez, disponer de luces largas y cortas en un solo faro.

Sin embargo, conseguir que los automóviles iluminen las carreteras de la mejor forma posible siempre ha sido un campo en constante evolución. Con la llegada de las bombillas halógenas a principios de los años 70, Audi aceleró su apuesta por la innovación en tecnologías de iluminación, dando lugar a una nueva era en 1994, cuando se instalaron por primera vez unos faros xenón en el Audi A8.

A principios del siglo XXI, Audi fue el primer fabricante en explotar todo el potencial de los diodos luminosos: en 2004, las luces diurnas LED debutaron como parte del equipamiento de serie del A8 W12; en 2008, la compañía revolucionó el mundo de la iluminación con los primeros faros con tecnología Full-LED en el Audi R8, el deportivo de altas prestaciones de la marca; en 2014, la marca de los cuatro aros fue de nuevo pionera al añadir la tecnología láser para las luces largas en un automóvil de producción en serie. Audi sigue marcando el camino hacia el futuro de la tecnología de iluminación a través de la digitalización de la luz con tecnologías como los faros Matrix LED digitales y los pilotos traseros OLED digitales.

Stephan Berlitz, Director de Desarrollo de Iluminación en el Departamento de Desarrollo Técnico de Audi, afirma: “La tecnología de iluminación sigue siendo cada vez más importante y su perspectiva está cambiando. Aunque la seguridad sigue siendo un aspecto clave en el desarrollo, en el futuro las luces de los coches podrán hacer algo más que iluminar la carretera. Gracias a nuestros esfuerzos en digitalización, Audi es pionera en una nueva dimensión de la tecnología de iluminación del automóvil. Las luces se están convirtiendo en un medio de interacción externa; es decir, en un importante medio de comunicación con otros usuarios de la carretera”. En el diseño automovilístico actual, los faros y las luces traseras son el elemento de diseño perfecto para la personalización del coche; por ejemplo, utilizando firmas lumínicas digitales. La evolución de la iluminación en los vehículos está lejos de terminar. La nueva exposición que se inaugura en el Museo Audi muestra hacia dónde nos lleva la digitalización de los sistemas de iluminación del automóvil, y ofrece un pequeño pero emocionante vistazo al futuro.

Del Audi Type C al Audi AI:CON
El vehículo más antiguo en la exposición “La velocidad de la luz” es un Audi Type C de 1919 con faros de acetileno; el Horch 10/50 PS de 1925 ya cuenta con luces con bombillas eléctricas. También se expone un Horch 850 Cabriolet de 1936 con luces de largo alcance Bilux y un DKW F 91 de 1954 con luces amarillas. Los faros dobles del Audi 80 GTE de 1976 ya cuentan con tecnología halógena, mientras que el Audi S6 de 1994 utiliza luces de xenón. La exposición también presenta un Audi R8 LMX de 2014 con luces láser y un Audi A8 de 2017 con faros HD Matrix LED, que incluyen luz láser de largo alcance. El A8 fue también el primer modelo que estrenó escenarios de iluminación dinámica como la función de bienvenida y de despedida.

La muestra en el Museo Audi se completa con el Audi Al:CON concept car. Tanto la parte delantera como la trasera actúan como superficies de visualización totalmente digitalizadas, compuestas por cientos de segmentos de píxeles triangulares. La idea es que las luces de los coches del futuro superarán la función unidimensional de señalización/aviso que tenían antes y se transformarán en un medio versátil de comunicación con el mundo exterior, aportando mayor seguridad a los conductores.

La exposición en formato digital en la aplicación Audi Tradition
A partir de finales de noviembre, el público interesado también podrá visitar la exposición “La velocidad de la luz” digitalmente mediante la app Audi Tradition. La app sirve de guía digital en el Museo Audi de Ingolstadt: los visitantes podrán recibir información detallada sobre los vehículos y las piezas expuestas en forma de texto; en cuanto a los vehículos seleccionados, hay disponible una audioguía e incluso una vista panorámica de 360 grados. Además, la app Audi Tradition ofrece interesantes contenidos relacionados con la nueva exposición especial desde casa o en cualquier otra localización.