LAS PANTALLAS DE LOS COCHES VAN A DESAPARECER

El CES 2023 de Las Vegas ha mostrado cómo va a cambiar el interior de coches, y la forma de recibir información y de relacionarse con el exterior de los conductores. Oliver Zipse, CEO de BMW lo tiene claro: “Estoy absolutamente convencido de que las enormes pantallas de la zona central del salpicadero desaparecerán antes de diez años”.

Desde la inclusión de la primera pantalla digital en un coche -un pequeño reloj-, hasta los sistemas actuales más complejos (que puede incorporar hasta cinco de grandes dimensiones, táctiles y hápticas a lo largo de todo el salpicadero), la evolución en la última década ha sido brutal. Primero llegaron las grandes pantallas en la consola central, que se hicieron táctiles y se diseñaron al estilo tablet; después, la instrumentación tras el volante también se convirtió en pantalla; y ahora, ambas se integran y se extienden hacia la zona del copiloto hasta cubrir todo el salpicadero. El siguiente paso es prescindir de todas ellas para convertir las lunas del vehículo en pantallas de proyección.

El parabrisas es el protagonista de esta revolución, con sistemas de proyección (HUD head-up display, por sus siglas en inglés) cada vez más sofisticados, como los que se han presentado en esta edición del CES. Los motivos de este nuevo enfoque son aumentar la seguridad y mejorar la interacción del conductor con el vehículo y su entorno. “Las distracciones, y no la velocidad, son la principal causa de la accidentalidad. Es un error que el conductor tenga que mirar hacia abajo para manejar los controles del coche”, explicaba Oliver Zipse en Las Vegas, durante la presentación del sistema BMW Mixed Reality Slider.

En este escenario incluso se apuntó que las próximas regulaciones de la UE podrían obligar a los fabricantes a sustituir las grandes pantallas digitales del interior de los coches por sistemas de proyección en el parabrisas.

De esta forma, los parabrisas van a ser cada vez más complejos y van a requerir de técnicos con mayor formación y especialización para su mantenimiento. Carglass® España dispone de una división propia de I+D a través de Belron Technical, que investiga constantemente para actualizar los estándares técnicos que nos permiten adaptarnos con facilidad a estas novedades tecnológicas.

A lo largo de todo el parabrisas

El sistema presentado por BMW –marca que comenzó a popularizar estos sistemas- que se incluirá en los modelos de serie lanzados a partir de 2025, permite a los conductores la opción de cuánta realidad aumentada quieren ver proyectada en su parabrisas mientras conducen. La proyección a todo lo ancho del parabrisas permite mostrar información en la mayor superficie posible. Se puede desde solo ver información relacionada con la conducción y la seguridad, hasta una experiencia completamente virtual con el parabrisas oscurecido. Esta selección en cinco pasos abarca desde contenidos analógicos, pasando por información relacionada con la conducción, contenidos del sistema de comunicaciones o proyección de realidad aumentada, hasta la entrada en mundos virtuales. También  se pueden utilizar ventanas regulables para atenuar gradualmente la realidad y llegar hasta una experiencia completamente virtual con el parabrisas oscurecido.

La solución que propone Continental

El HUD Scenic View de Continental ganó el Premio a la innovación CES 2023 en la categoría de productos Tecnología de vehículos y movilidad avanzada. Este sistema refleja la información un una banda negra que se extiende a lo largo de toda la parte inferior del parabrisas, creando un ángulo de visión que permite una mayor distancia focal para que los conductores se centren en la carretera. Continental incide en el mismo mensaje: “la seguridad ha de ser prioritaria y con estos sistemas el conductor está más conectado con la carretera y con su recorrido”.

A diferencia de la propuesta de BMW, el Scenic View HUD no proyecta las informaciones y gráficos en el área transparente del parabrisas, sino en un área impresa en negro. Sus ventajas: menos reflejos, una mayor luminosidad y una mejor visibilidad en todas las condiciones de iluminación. Su gran contra es que no puede proyectar información en el campo visual directo del conductor, ni combinar los gráficos con los objetos reales que el conductor ve a través del parabrisas.

Nuevo diseño de los interiores

Ambos sistemas permiten prescindir de todas las pantallas del coche, tanto las del cuadro de mandos, como las de la consola central. La instrumentación del vehículo, así como todos los menús de conectividad, navegación, seguridad o multimedia, se proyectan en diferentes zonas del parabrisas.

De esta forma, los diseñadores pueden diseñar interiores más limpios e incuso replantearse el propio salpicadero y la consola central. Además, se fomenta la interacción de todos los pasajeros, pues la imagen virtual proyectada en el parabrisas es visible para todos ellos. Es el primer paso hacia los interiores de tipo “salón” que llegarán con los coches completamente autónomos que tengan un volante y pedalier retráctiles o incluso prescindan de ellos.