AUDI A3 Sportback 2021 ? Renovación, No revolución ???? Compacto Premium TOP ???? Mejor que VW Golf 8 ????????

La cuarta generación del Audi A3 Sportback se presenta en Arrancamos!? tu canal referencia del mundo del motor en Youtube, con ligeros retoques estéticos, tanto en el exterior como en el interior, pero lo más importante, manteniendo la esencia que le hace ser una de las referencias del segmento. La prueba del Audi A3 Sportback 35 TFSI 150 6V nos reconcilia con la marca tras el agrio sabor de boca que nos dejó en su día el Q3. A pesar del auge de los SUV, los compactos son uno de los principales caballos de batalla de las marcas, y más si son Premium, pues aquí se juegan un buen puñado de euros y de ventas. Audi lo tenía claro y no ha arriesgado. Ha apostado por la continuidad, porque el anterior A3 era un buen coche, y lejos de volverse loco, ha decidido potenciar los puntos fuertes e intentar disimular o anular los puntos más débiles, y parece que no lo ha hecho mal del todo, aunque seguimos pudiendo sacar punta a algunas cosas. Lo primero de todo, nos sorprende ver que en cuanto a política de precios, la salvajada de Volkswagen con el Golf le sitúa en una gran disposición frente al simbólico compacto de VW. Poder tener un A3 desde 28.450 euros es algo casi sorprendente, sobre todo viendo las tarifas del Golf. Además, por 1.300 euros más, tienes un A3 con 150 CV, casi hay que frotarse los ojos en los tiempos que corren. Es cierto que la unidad que hemos probado trae algo más de 10.000 euros en extras, pero eso no condiciona la apreciación inicial de que sin ellos la calidad a todos los niveles sería más que notable. Si por fuera vemos continuismo, con unos grupos ópticos que son una mezcla de los anteriores del A3 y los nuevos del Q3, por dentro vemos alguna cosa nueva más, pero tampoco nos termina de sorprender nada, pues han apostado por la tranquilidad y sobriedad a pesar de la calidad y cantidad de elementos que muestra. Ante el riesgo que se ha corrido con el Golf y esas pantallas en el cuadro de mandos tan poco agraciadas y con un gusto ciertamente criticable, el A3 apuesta por el clasicismo, por la coherencia, por la tranquilidad sin alharacas en un diseño interior mediatizado por el acabado S Line tanto exterior como interior, que le dota de un toque deportivo que le va muy bien, a pesar de que el motor no es un pura sangre precisamente. A nivel de motores, de momento no hay mucho para elegir, dos gasolina de 110 y 150, ambos con opciones de cambio manual o automático, y en diésel mecánicas de 116 y 150 CV. Está más que claro que llegarán opciones electrificadas y mucho más potentes y deportivas, es Audi, pero por ahora esto es lo que hay y se nos antojan las más racionales y vendibles. Nuestra unidad no se disfraza de deportivo o de eficiente al apretar el botón del Drive Mode. Son ajustes casi simbólicos, mínimos, que dejarán indiferentes a casi cualquiera, pues no toca las suspensiones, algo básico para cambiar el carácter de un coche. El cambio manual no va mal del todo y el motor es muy elástico, aunque hasta las 2.500 rpm no empieza a darnos algo de chicha. El 8,4 segundos en el cero a cien habría que vigilarlo de cerca, pues no nos parece que la arrancada sea tan fulgurante, pero no seremos nosotros los que lo pongamos en duda. Los 250 Nm del Par Motor son coherentes con el conjunto, aunque en este apartado siempre te gustaría contar con algo más de punch para darte más y mejores alegrías de vez en cuando. Los consumos también son parejos a los oficiales en WLTP. Como siempre un pelo más altos, pero la finura y buena eficiencia de este motor, así como una rumorosidad casi inexistente, nos hacen sentirnos fenomenalmente en carretera, pues la conducción es de lo más plácida que recordamos y casi asemeja al de una berlina por su buen aplomo y gran rodar, con un compromiso de las suspensiones realmente conseguido. En la escala "Me lo compraría" la nota del Audi A3 Sportback es un 8,7. Ni qué decir tiene que, junto al Mazda 3, el mejor en este segmento por relación calidad-precio y el Mercedes Clase A, este Audi copa el podio por sus grandes virtudes, aunque nos habría gustado un poco más de riesgo en su diseño, en su interior, y sobre todo mejorar su plaza central trasera, prácticamente inservible a todas luces.

no-results-found-news-tabs
Ver más {{percentLoaded}}% loading...

pruebas

no-results-found-news-tabs
Ver mas {{percentLoaded}}% loading...