MERCEDES GLE 350de 4Matic ? El híbrido enchufable con + autonomía eléctrica ???? BMW y Audi, KO ?????????

El MERCEDES GLE llega a Arrancamos!? tu canal referencia del mundo del motor en Youtube, para enamorar con una de sus versiones más llamativas, la híbrida enchufable combinada con un motor térmico diesel. El Mercedes GLE 350 de es un coche superdotado para el día de hoy con una autonomía teórica de hasta 98 kilómetros en modo eléctrico gracias a su batería de 31,2 kW/h y su motor diesel de dos litros y 194 CV. La combinación con los 136 del eléctrico dotan a este gigantón de cierta elasticidad, aunque los 2.665 kilos del SUV alemán y su precio de partida, 78.225 euros, lastran sobremanera una apuesta Premium sin precedentes. Con 4,92 metros y formas rotundas e imponentes, el GLE es el SUV-D de Mercedes-Benz. Su desafiante silueta esconde un lujo que abruma al conductor. Si te dejasen un día entero, 24 horas, toqueteando todos los sistemas, botones y pantallitas del coche, seguramente no terminarías de controlar todo lo que lleva. De verdad que es todo un reto para cualquier conductor experimentado… o simplemente un friki de la tecnología, pues meterse en este berenjenal tecnológico no es una empresa baladí. Dejando todo esto a un lado, queda claro que es un coche superlativo, por apariencia, por tecnología, por la calidad del interior, por su espacio y habitabilidad y, sobre todo, por un funcionamiento notable, apostando por una hibridación enchufable que nos parece ideal para moverse de lunes a viernes sin gastar combustible y, los fines de semana y vacaciones, poder disponer de un coche con garantías. Sin embargo, como todos los PHEV, tampoco Mercedes se libra de homologar unas cifras y mostrar unas menores en el día a día, pero aquí no es tan sangrante como en BMW, por ejemplo, que pasa de 53 a 30, por mencionar el caso del X3 último que probamos. Aquí, pasa de unos 87-98 a los 79 reales que nos hizo y que mostraba la batería completa cuando recogimos la unidad de prueba. Además, es fácil siempre combinar los modos de conducción para usar la electricidad o el gasoil según convenga, incluso mantener la carga eléctrica para cuando interese. No cumple lo que homologa, pero se queda más cerca y son muchos. La batería de 31,2 kW/h se recarga en un enchufe de los de casa de toda la vida en 11 horas por lo que si puedes cargarlo en casa no te hace falta ni cargador de pared ni nada. Cuánta más potencia tenga el cargador, menos tiempo empleará en cargar. En cualquier caso, si es de noche, la factura será más económica aún. A la vista todo es perfecto. O casi. Nos molesta el botón de arranque, a la altura de la rodilla derecha, y yo no soy un gigante, precisamente, pero me doy con él. También eché de menos alguna entrada USB normal y no todas USB-C. Los 140 litros de maletero que se pierden no son muy graves, porque aún quedan 490 de los 630 originales. Eso sí, no tienes opción de montar la tercera fila de asientos, pues las baterías ocupan su sitio. Con casi 20.000 euros en extras, es difícil no sentirse cómodo en un coche en el que no falta de nada, hasta el masaje del asiento me parece de los mejores. Y lo de que los reposabrazos también se calienten casi parece de ciencia ficción. Es brutal, de verdad. El silencio, la suavidad, el confort y la capacidad camaleónica del coche para adaptarse a tu forma de conducir gracias a los modos de conducción es realmente notable. Incluso la carrocería sube o baja a voluntad, aunque los casi 2.400 euros que cuesta para los 15 milímetros que se logran de diferencia parece una coña. Estos días de nieve y hielo pensábamos que unos neumáticos tan grandes iban a penalizar, pero la verdad es que el 4Matic no ha ido nada mal y ha evitado cualquier patinamiento, a pesar de que las ruedas eran normalitas, de verano. El tonelaje es excesivo, pero los 320 CV, los 700 Nm de Par y los sistemas de ayuda a la conducción y la tecnología son capaces de disimularlos. Las aceleraciones no son brutales, es un mamotreto de casi 5 metros y 2,7 toneladas, y sorprende el 6,8 segundos en el 0 a 100 km/h. Por supuesto que hay inercias, pero con la suspensión en modo Sport son menores y el agrado de conducción no se resiente. Una distancia entre ejes de 3 metros dota de una sorprendente estabilidad al conjunto. Pero claro, 97.000 euros la unidad probada. Una barbaridad. Si no te gusta el híbrido enchufable diesel tienes un híbrido enchufable de gasolina con cifras de potencia y precio muy parecidas. También tienes otros tres diesel y otros tres potentísimos de gasolina, dos de ellos AMG, uno con 612 CV y 155.000 euros PVP. En la escala 'me lo compraría' la nota del Mercedes GLE 350 de 4Matic es 8,1. De verdad que me gustaría poner una nota superior, pero el precio elevado, y los fallitos comentados, restan.

no-results-found-news-tabs
Ver más {{percentLoaded}}% loading...

pruebas

no-results-found-news-tabs
Ver mas {{percentLoaded}}% loading...