MINI CABRIO ? El Cooper descapotable Sidewalk es ideal para la city ???? Sin rivales ???????? Puro Life Style

El MINI Cooper Cabrio, en su versión Sidewalk, llega a Arrancamos!?, tu canal referencia del mundo del motor, con una elegancia y un poderío que pocos descapotables pueden lucir hoy en día. No necesita mucho motor para asegurar un disfrute que, en este caso, siempre va impreso de un LifeStyle de manual, destapando el tarro de las esencias en materiales, detalles, decoraciones y un sinfín de chucherías que hacen de este coche un referente en cuanto a conducción al aire libre Premium y de lujo. Eso sí, por supuesto, hay bastantes cosas que no nos han gustado, como la visibilidad trasera directa con la capota recogida (no se ve nada), o un sonido como de elementos descuadrados sobre la puerta izquierda con la capota puesta cuando se pasa un bache o un resalto. Si esto pasa con apenas 3.000 kilómetros, da por hecho que el envejecer de este MINI Cabrio va a ser de todo menos bueno, con crujidos y chirridos por doquier. Empezando por el principio, probamos aquí el MINI Cooper Cabrio Sidewalk, un pequeño ciudadano descapotable de 3,87 metros de longitud y 4 plazas, aunque las traseras no son las más acogedoras del mundo. Una vez descartado el diesel del catálogo de MINI, hay cuatro opciones gasolina, las dos primeras, de 102 y 136 CV, con un bloque de 1.5 litros y 3 cilindros, pasando a los dos más potentes con 178 y 231 CV, los Cooper S y John Cooper Works, con bloque de 4 cilindros, dos litros de cubicaje y una puesta a punto más deportiva. La versión más guay del catálogo, ésta que probamos, la Sidewalk, sólo está disponible en las opciones centrales de potencia, 136 y 178 CV. La que nosotros hemos puesto a prueba es la más lógica, pues con estos 136 CV del Mini Cooper Cabrio, movemos el coche con suficiencia, incluso bajando de los 9 segundos en el 0 a 100 a pesar de sus 1.300 kilos colados. A nivel dinámico el coche se mueve bastante decentemente, y encima con unos consumos que se pueden estabilizar en un poquito menos de 7 litros. Pero el principal caballo de batalla de este modelo es su elegancia, su estilo, sus decoraciones exclusivas, su color Deep Laguna metalizado, sus franjas en el capó con toques en color petróleo con efecto tridimensional, la decoración de la capota exclusiva y los mil y un detalles en el interior, con unos asientos espectaculares y un salpicadero y volante que también atesoran esos toques Life Style que tanto gustan al público MINI. En 18 segundos, y hasta 30 km/h, puedes subir o bajar la capota, amén de poder correrla solo un poco a modo de techo practicable. Un buen detalle. Eso sí, la rumorosidad interior, tanto con capota como sin ella, te va a hacer sufrir un poco más lo que debería ser un trayecto placentero, especialmente a 120 km/h en autopista y autovía, donde va a sufrir a nivel de decibelios. Ya es rumoroso con el techo puesto, descapotado es terrible, pues el viento, que prácticamente “mata” a los ocupantes de las plazas traseras, molesta y mucho a los ocupantes delanteros. Hay un quita vientos practicable de plástico, que habría que montar y desmontar casi cada vez, pues inutiliza las plazas traseras. Ojo con las gomas en la punta de los pivotes, pues se rompen con facilidad, damos fe. Te aseguramos que, además de ocupar espacio en un minúsculo cofre/maletero, al final ni lo utilizarás por el engorro de estar todo el rato metiendo y sacando… aunque algo de viento te quita. Nos ha preocupado mucho el tema del ruido a la altura de la oreja izquierda del conductor cuando la carretera no está en perfecto estado. Con la capota puesta los crujidos y la sensación de desencuadre es realmente potente, y da qué pensar sobre si esta unidad ha sufrido algún toque que ha afectado a la estructura que recibe la capota. En cuanto al precio… ve a un concesionario. Lo de la web de MINI es increíble. Te aviso de que el precio de lanzamiento de esta versión, hace casi un año, era de 31.500 euros para la versión Cooper de 136 CV y 37.800 para la versión Cooper S de 178. No entendemos que en un sitio ponga 30.700 euros y en otro 37.500, con el coche ya configurado con su cambio Steptronic de 7 velocidades, llantas de 17 súper chulas, etc. Si la versión Cooper normal vale 28.600 y el “pack” o acabado Sidewalk (de los 5 que tiene, Essential, Classic, Yours, JCW y Sidewalk) cuesta, según MINI, 5.900 euros… pues las cuentas siguen sin salir. Terrible. En la escala ‘Me lo compraría’, la nota del MINI Cooper Cabrio Sidewalk es 7,5. Me encanta el diseño y que se respire estilo Premium con detalles de lujo, pero es poco práctico y la rumorosidad lo mata. Coches chulos y LifeStyle sí, pero no pagando un peaje tan elevado.

no-results-found-news-tabs
Ver más {{percentLoaded}}% loading...

pruebas

no-results-found-news-tabs
Ver mas {{percentLoaded}}% loading...