RANGE ROVER EVOQUE P300e ? PHEV precioso y 3 cosas mejorables... ?????????

El Range Rover Evoque llega a Arrancamos!?, tu canal referencia del mundo del motor, con una nueva versión que quiere contentar a todo el mundo, la P300e, o lo que es lo mismo, una versión Plug-In, PHEV, Híbrida enchufable, para contentar a los que no quieren gastar una gota de gasolina de lunes a viernes pero no quieren tener un segundo coche para sus excursiones de fin de semana o sus vacaciones. Con algo más de 300 CV, pero también más de dos toneladas de peso, (2.157 kilos), el Evoque sigue conquistando por su diseño y sus líneas, aunque de puertas para adentro, claramente, no es oro todo lo que reluce. No te pierdas ni una coma de lo que contamos aquí: Arrancamos!? No vamos a discutir la espectacularidad del Evoque. Es un coche que muy pocos pueden decir sin mentir que no les gusta. Es un coche con un diseño increíble, de verdad que enamora al primer vistazo y no te suelta. Sin embargo, a partir de ahí, encontramos elementos muy discutibles, como un 3 cilindros 1.5 que sí, pasa de 200 CV, pero los que son algo tiquismiquis con el tema de los cilindros van a renegar aunque su desempeño sea coherente. Como coche Premium, encima con tecnología muy top, también entendemos que el precio no debe ser bajo. El “desde” para un 150 CV de tracción delantera PVP son 40.000 euros. Entendible hasta cierto punto. Que nuestra unidad llegue a 66.600 euros, viendo algunas cosas, pues empieza a ser más discutible, sobre todo cuando el GLA muy similar en todo, es bastante más racional con un precio más accesible. Eso sí, el Evoque, sigue siendo un Range Rover, nuestra unidad con el Terrain Response II y calzado M+S, aunque sobre hierba mojada en pendiente acaban resbalando casi todos. La gestión de los 15 kWh de la batería cumple con la homologación que necesita un mínimo de 40 kilómetros en modo eléctrico para obtener la etiqueta Cero, pero no permite muchas más alegrías, a pesar de que la marca oficializa 55 kilómetros con una velocidad máxima sin el motor de combustión de 135 km/h. Las transiciones son silenciosas, y la verdad es que no se lleva mal con el 3 cilindros, aunque sobre el papel muchos pueden tener dudas. Los más de 100 CV que tiene el apartado eléctrico suman los 300 del conjunto, aunque te prometo que no he sido capaz de sentirlos en ningún momento… y aún así te hace un 9,3 de media en autovía a 120 km/h que asusta incluso a muchos que dicen manejar panoja. No vamos a regatear esfuerzos en materia de seguridad, tecnología y presentación interior de todos los cachivaches habituales, aunque la tapicería no ha sido santo de nuestra devoción. Muy bien a nivel de cuadro de mandos, volante, pantallas, etcétera, aunque el que ha confeccionado el menú del ordenador de a bordo habría que condenarle a utilizarlo el resto de su vida y perder tiempo en funciones tontas que deberían ser más accesibles. También se echan de menos, a veces, unas leves para que el cambio, a veces perezoso, sea más efectivo. A pesar de que nuestras sensaciones con el motor son menos potentes que las que arrojan las cifras, comentamos que apunta a 540 Nm de Par Motor y 6,4 segundos los que tarda en ponerse a 100 km/ desde parado. Puede ser, pero seguro que si intentas a menudo comprobar estas cifras el consumo te va a llegar a 20 litros a los 100 sin lugar a dudas. La batería se recarga en un wall box en poco más de tres horas y media, ya que, como decimos, su capacidad es limitada. En conducción, se nota el peso y el acusado balanceo en carretera de curvas. Las llantas de 20 pulgadas son tan superlativas y bonitas como innecesarias. La firma lumínica no puede ser más bonita jugando de manera efectiva con los leds y ojo a sus 21 centímetros de altura al suelo cuando estamos en modo off road, con un ángulo de entrada de 25 grados, 30,6 de salida y un ventral de 18,5. Datos espectaculares para su desempeño fuera del asfalto, el pedigrí Land Rover obliga sin duda. Hasta 53 centímetros de profundidad de vadeo. En la escala ‘Me lo compraría’, la nota del Range Rover Evoque P300e S es 6,7. Es un coche precioso, espectacular, increíble, que gira cabezas, y más con este color Firenze Red y estas llantas, pero no tiene mucho sentido por culpa de unos consumos y unas autonomías que echan por tierra el esfuerzo en poner en la calle un coche con la mejor tecnología.

no-results-found-news-tabs
Ver más {{percentLoaded}}% loading...

pruebas

no-results-found-news-tabs
Ver mas {{percentLoaded}}% loading...