JAGUAR F-TYPE Coupé 2021 ? 3 pilares: Glamour, pedigrí y deportividad ????????

El Jaguar F-Type Model Year 21 llega a Arrancamos!?, tu canal referencia del mundo del motor, para mostrar que con un sencillo motor de dos litros y cuatro cilindros puedes pasarlo bien a los mandos de un biplaza de tracción trasera y “sólo” 300 CV de potencia, con 400 Nm de Par Motor. La ecuación sale positiva, a pesar de que la factura no es pequeña, pero el caché que da llevar un felino de este porte en el morro del carrazo, evidentemente, no puede salir barato. La nueva versión de acceso cuesta 73.518 euros. Es lo que cuesta sentarse al volante del Jaguar F-Type más asequible, aunque por fuera apenas se nota que el más económico. Junto a esta nueva versión de acceso, con tracción trasera hay dos potencias más, siempre en gasolina, sin hibridaciones ni gaitas. Hablamos de un V8 de 5 litros con 450 y 575 CV de potencia. Como puedes imaginar, el precio ya se dispara. La opción de 450 CV puede llevar tanto tracción trasera como a las cuatro ruedas, mientras los 575 jamelgos sólo se combinan con la tracción a las cuatro ruedas. Y por supuesto, siempre con cambio automático de 8 velocidades y levas en el volante. Nosotros hemos probado la versión de acceso, pero con el acabado First Edition, que supone un desembolso de 89.611 euros, y que ya tiene un equipamiento realmente completo, aunque si concretamos más, nuestra unidad pasa de los 93.475 euros por culpa de algunos extras que, como el techo panorámico, son bastante prescindibles, lo mismo que un climatizador bizona que, en un habitáculo tan pequeño, no sería necesario. La aceleración de 0 a 100 km/h no es deslumbrante. De hecho, los 5,7 segundos que tarda en ponerse a 100 kilómetros por hora desde parado no son nada del otro mundo. En cambio, nos hemos quedado muy sorprendidos con un consumo que, en autovía, roza los 7 litros cada cien kilómetros a velocidades legales. Los 9 litros de media durante la prueba, sobre todo teniendo en cuenta que “nos lo hemos pasado bien”, entre comillas, al volante, nos parece algo remarcable. Es muy difícil hablar de este coche sin extasiarte con un diseño que no deja indiferente a nadie. Esta nueva generación, o lavado de cara, le ha sentado de maravilla, y esa parrilla negra en contraste con el blanco Fuji de la carrocería resalta cada detalle y cada línea de diseño. Los grupos ópticos son increíbles, lo mismo que las ondulaciones del capó, sus respiraderos, la línea del parabrisas y, sobre todo… una caída del techo hacia el alerón plegable realmente espectacular, culmina un diseño con una zaga que es realmente sobrecogedora, con un trompetón central donde desembocan dos tubos de escape y unos grupos ópticos finos y felinos como ellos solos. Para un deportivo biplaza de 4,47 metros de largo, 1.595 kilos de peso parecen mucho, pero de verdad que no se sienten, sobre todo cuando vas con el culo tan pegado al suelo, como si fuera un sencillo Mazda MX-5. Por cierto que siempre pensarás si merece la pena pagar este dineral por un coche que tienes, incluso con más potencia, en el Toyota Supra, o con algo menos pero con sensaciones deportivas igual de válidas, en coches como el mencionado Mazda, pero estaremos de a cuerdo que conducir un Jaguar siempre es un plus. Ahora bien, el precio lo pones tú, el precio y el sacrificio que implica ganar el dinero que cuesta uno y otro, sabiendo lo que implica a todos los niveles la diferencia. Por cierto, por unos 7.700 euros más, tienes el mismo coche en versión descapotable. El maletero, con el convertible, pierde algo de los 336 litros que tenemos disponibles, más que suficiente para una pareja. La verdad es que el coche se conduce realmente bien, se siente bien, y la deportividad está ahí, no hace falta mucho más para pasarlo bien. Obviamente el 575 CV es brutal, pero con 300 ya vale para sonreír de oreja a oreja. Por cierto, ojo con los bajos, que es fácil rozar en cualquier resalto, badén o rampa de acceso a garajes. También el acceso y salida del asiento no es fácil, hay que estar en forma para hacerlo sin parecer un tronco, pero es un precio que se paga con gusto para poder pilotar un coche que es un ‘giracabezas’ espectacular, y más valdría poner una tienda de collarines. En la escala ‘Me lo compraría’, la nota del Jaguar F-Type coupé 300 CV MY21 es 8,5. Un coche que si no fuera por el precio se vería mucho más por la calle, pero es que somos consciente de que el esfuerzo de la marca por poner al alcance de la gente su producto estrella no es pequeño. Desde luego, si te sobran 105.000 euros, mejor ir a por los 450 CV y si tienes 143.400, ¿por qué no los 575 y soñar despierto?

no-results-found-news-tabs
Ver más {{percentLoaded}}% loading...

pruebas

no-results-found-news-tabs
Ver mas {{percentLoaded}}% loading...