KIA STONIC ? Contacto con el SUV B coreano ???????? Facelift Híbrido ligero

Arrancamos!?, tu canal referencia del mundo del motor en Youtube, ha aceptado de buen grado la invitación que KIA ha tenido a bien enviarnos y hemos hecho una pequeña toma de contacto con el facelift del nuevo Kia Stonic, un coche que es todo un éxito en Europa y que de todo el catálogo de la marca coreana, es el tercero que más vende tras el Ceed y el Sportage. Hemos podido conducirlo durante más de una hora en un terreno mixto, mezcla de urbe, una buena ración de curvas y autovía, y en estos 90 kilómetros nos hemos dado cuenta de las tremendas mejoras que ha sufrido, sobresaliendo un nuevo frontal con grupos ópticos más trabajados, más y mejor equipamiento, amén de recibir dos motores, los 1.0 de tres cilindros con hibridación ligera que le otorgan la etiqueta eco. La firma asiática lanzó el Stonic en 2017 y esta puesta al día le viene muy bien a un SUV-B cuyo segmento apenas tiene una década de vida. El 22% de las ventas en España pertenece a este tipo de vehículos, derivados de los compactos, en este caso del Rio. Hasta 28 modelos compiten por su parte del pastel. Kia nos regala algunos datos, y es que de los más de 9.000 Stonic que se venden al año, el mix ahora mismo es de sólo 13% diesel, 65% gasolina, 10% híbrido, 10% híbrido ligero y 2% híbrido enchufable. Kia hace mucho hincapié en la hibridación ligera de este coche, pues con la inclusión de este modelo en la hibridación de la marca, sólo Picanto y Stinger no están hibridados. El Stonic no cambia por fuera, sigue midiendo 4.16 metros de largo y 2,58 de batalla, con 352 litros de maletero. Los cambios estéticos se limitan al rediseño de faros, full led, nuevas llantas de 16 pulgadas y el nuevo acabado GT Line, con parrilla más deportiva, nuevo paragolpes, más agresivos, llantas de 17 pulgadas y nuevos acabados bitono, amén de un nuevo difusor, doble escape y retoque leves en el interior, aunque la verdad son muy acertados y mejoran la impresión visual. 15 colores forman la gama del nuevo Stonic, 7 monotono y 8 bitono. En cuanto a motores, sólo tres opciones, las tres gasolina. Son los conocidos en Hyundai 4 litros 1.2 de 84 CV, con cambio manual de 5 velocidades y 117 Nm de par, y dos opciones más con el bloque de 3 cilindros y 1.0 de cubicaje, con 100 y 120 caballos, 172 Nm de par el primero y 200 el segundo. En cuanto a cambios, el de 100 sólo cuenta con la posibilidad de montar el IMT de 6 velocidades (Intelligent Manual Transmision), mientras que el 120 añade, además, un DCT de 7 relaciones. A pesar de ser un SUV, KIA no ha dispuesto tracción 4x4 ni mejoras de agarre en ninguna opción, montando todos tracción delantera. Lo bueno es que sí monta modos de conducción, con ligeros cambios de uno a otro, y el Eco, Normal y Sport varían en cierta medida, actuando sobre la dureza de la dirección, el motor y la velocidad en la transmisión. Doy fe de que, en modo deportivo, te lo puedes pasar bien con el Stonic, pues hemos disfrutado en la zona de curvas entre Colmenar Viejo y Hoyo de Manzanares. En cuanto a dotación de seguridad, 6 airbags de serie y, atención, LKA, BCW, HBA, DAW, HAC, FCA, BCA, PDW, ISLW, LFA, SCC y RCCA. Casi nada. También va sobrado en tema de conectividad, con Apple Car Play y Android Auto, amén de la opción desde es acabado Drive, a caballo entre el Concept básico y el GT Line, de un sistema denominado UVO Connect, bastante práctico en combinación con tu Smartphone. Tras descuentos y promociones, el 1.2 de 84 CV está a la venta desde 13.200 euros, 16.194 si saltamos al acabado Drive, que ya tiene clima, sensores de aparcamiento, pantalla de 8 pulgadas, UVO, etc. El 1.0 100CV Mild Hybrid más económico, con cambio manual, sale por 15.844 euros. Si nos vamos al 120, serían 16.764 euros, 20.269 euros en un acabado superior y ya con cambio automático. Si por fuera los cambios no son demasiado llamativos, por dentro sí que se agradece el pantallón y la cantidad de opciones en su menú, amén de los detalles deportivos del acabado GT Line. La dirección quizá es un poco más suave de lo deseable, pero el punto de las suspensiones nos parece adecuado. Te confieso que fuimos bastante ligeritos en todo el recorrido, especialmente en la zona de curvas, y los 7,8 litros de media nos ha parecido sorprendente, para bien, en la unidad que hemos conducido, te recuerdo, la 1.0 de 120 CV y cambio manual de seis marchas. En la escala ‘Me lo compraría’, la nota del KIA Stonic es 7,1. Es un coche que se ha refinado bastante y ha sido capaz de pulir pequeños detalles para ser más llamativo y completo. Que pueda incorporar tecnología híbrida suave le abre aún más puertas.

no-results-found-news-tabs
Ver más {{percentLoaded}}% loading...

pruebas

no-results-found-news-tabs
Ver mas {{percentLoaded}}% loading...