TOYOTA YARIS GR ? La bomba WRC del coche del año ???? Fun x15 ????

La bomba deportiva del año, el Toyota Yaris Gazoo Racing, llega a Arrancamos!?, tu canal referencia del mundo del motor, para mostrar que de la mejor manera posible que con un motor de sólo 3 cilindros puedes tener potencia y diversión a raudales, si lo envuelves en un chasis casi de competición y una carrocería preparada para todo, escondiendo la mejor tecnología y mucha adrenalina. Muchos pueden poner el grito en el cielo al saber que un Yaris te puede costar 34.500 euros. Un coche que le falta medio centímetro para llegar a los cuatro metros de largo y que, en su variante híbrida, puedes tenerlo por poco más de 15.000 euros y etiqueta eco. Sin embargo, los amigos de Gazoo Racing, sección deportiva de la marca nipona, se han sacado de la manga un concepto radicalmente opuesto a lo que había visto hasta ahora. En vez de reforzar y potenciar el de calle, han partido desde cero, con un buen chasis, buenos diferenciales, frenos… y un motor 1.6 de tres cilindros que llega a los 261 CV de potencia. ¿Cómo te quedas? Y es un coche, además, que dará poco trabajo a los amantes del tunning, porque ya viene casi todo hecho, con muchas piezas y alerones sobredimensionados para hacer un coche eficaz en curva, con tracción a las cuatro ruedas y un raudo cambio manual de seis velocidades que encaja a la perfección en una pequeña bombita de tres puertas y deportividad casi infinita. No es el coche de Ogier, pero es la base. Y eso que te extraña al principio, porque en cuanto a suspensiones no te encuentras una tabla. Tienen su margen, incluso son bastante equilibradas en el día a día en autovía o en la urbe. Pero es en la pista cuando de verdad te das cuenta de que en Toyota no han dado puntada sin hilo. Es cierto que te gustaría que la zaga, con una distancia entre ruedas mayor que en el eje delantero, deslizase algo más, pero claro, para eso tienes un pack Circuit de 5.000 euros en el que, entre otras chuches, tienes la suspensión para pista, diferenciales pata negra Torsen delante y detrás, neumáticos Michelin Pilot sport 4S, pinzas de freno en rojo y llantas también de 18 pulgadas, pero de aleación forjadas para aligerar peso. De todos los coches que hemos metido en Kartpetania en esta etapa de Arrancamos!? junto al Alfa 4C, ha sido el coche que más me ha gustado, por lo que transmite. Seguramente no será el más rápido ni el más efectivo, pero que con un tres cilindros puedes tener esta generación de adrenalina… y sobre todo que “solo” son 34.500 euros, nada de dejarte cien de los grandes para que luego sea un cepo, con muchos CV, y también muy pesado. Los 1.280 kilos de este GR Yaris son una gran ventaja en carreteras de curvas o trazados ratoneros. Si por fuera enamora con sus hiperbólicas líneas, defensas sobredimensionadas, detalles racing aquí y allá, por dentro es más formal, pero enseguida te das cuenta de que no es un Yaris normal, no ya por los logos GR repartidos por el interior, sino por ese hilo rojo que recorre muchos elementos del habitáculo y, sobre todo, por unos asientos que funcionan a la perfección, salvo para dejar pasar a las dos escuetas plazas traseras. Y sin navegador, aunque admite Apple Car Play y Android Auto. Sorprende, además, porque fuera del circuito tiene unos consumos que se estabilizan en los 9 litros en uso mixto, 8 en autovía a velocidades reales. Es cierto que hace más ruido que un compacto habitual, por ejemplo, pero también va suave y fluido, y yendo con Pedro al circuito vimos velocidades algo elevadas sin ser conscientes de que íbamos tan rápido. Y eso es bueno, pues no es un coche que no se pueda usar a diario. No es menos cierto que en circuito puedes hacer medias de 36 litros a los 100, pero solo los enfermos como yo podemos estar atentos a esas cosas mientras enlazamos curvas como alma que lleva el diablo. Los 360 Nm de par podrían ser más, pero desde 3.000 vueltas el coche lo da todo, hasta las 7.250 aproximadamente del corte. En ese corto espacio de tiempo en el que la aguja vuela a toda leche, de verdad que parece que el tiempo se congela entre tu, tu Yaris y el asfalto. Un coche para ser consciente de lo que se lleva entre manos, aunque la tracción 4x4 perdona mucho más los errores que si fuera un tracción trasera puro. Los modos Sport y Track mejoran el reparto de la potencia entre ambos ejes, hasta casi llegar al 50-50 en este último. No noté que endureciera mucho más el coche. El 5,5 segundos en el 0 a 100 km/h, sin duda, es memorable en un cochecito de este tamaño y porte. En la escala ‘Me lo compraría’, la nota del Toyota GR Yaris es 9,1. De verdad que se gana el sobresaliente porque, al final, demuestra que con poco dinero puedes llegar a creer que llevas un coche que se parece mucho a un WRC.

no-results-found-news-tabs
Ver más {{percentLoaded}}% loading...

pruebas

no-results-found-news-tabs
Ver mas {{percentLoaded}}% loading...