IONIQ 5 ? El Hyundai del futuro a prueba ????????? El coche eléctrico más ????

Arrancamos!?, tu canal referencia del mundo del motor en Youtube, se pone a los mandos de uno de los coches que más nos ha sorprendido en nuestra larga vida como probador. No sólo por diseño, futurista y neo retro a la vez, sino por su planteamiento, sus soluciones tanto exteriores como interiores, y un agrado de uso que supera con mucho a la mayoría de rivales de combustión. Si a esto añadimos que su autonomía eléctrica es bastante notable y su capacidad de carga puede ser casi tan rápida como la de un motor de gasolina o gasóleo (casi), estamos hablando del verdadero referente de los coches eléctricos: Ioniq 5 160kW 73 kWh RWD Star – Shooting Star. Con la etiqueta cero bajo el precio, el primer EV puro de Hyundai, el Ioniq 5, abre la puerta al futuro de la marca coreana y la abre de par en par, con argumentos y un diseño que nos ha dejado anonadados. Soy consciente de que no gusta a todo el mundo, un par de personas de mi entorno no terminan de comulgar con este diseño, pero yo, reconozco, que me ha dejado muy pillado. Es como un coche viejo de una peli futurista. No sé si me explico. El caso es que me encanta, no sé si más el morro o la zaga, con esos pilotitos led tan currados y diferentes a todo lo visto. Tras visionar el vídeo grabado, me he dado cuenta, mea culpa, de que se nos han quedado bastantes cosas en el tintero. Pregunta lo que sea, responderemos lo mejor que podamos, pero mientras, te voy a contar algunas cosas que hemos pasado por alto sin querer. Como los colores. Hay 9 disponibles, todos muy grisáceos. Dos de ellos son mate, como el Shooting Star Grey matt de nuestra unidad. 1.050 euros extra, a descontar del PVP final si eliges el verdoso, que es el único gratis. El blanco son 300, hay unos cuantos de 500 y pico y otros pocos de 1.050. Como ya hemos visto en alguna marca más, el color gratis es el más feo (el marrón del Peugeot 3008, por ejemplo), por lo que, al final, vas a pagar más por el color que te guste. Veo de nuevo el vídeo y creo que no he sabido expresar bien lo impactante que ha sido este coche a todos los niveles, y el brillante futuro que auguro tanto al modelo como a la marca. Es cierto que, como siempre, los kilómetros de autonomía reales bajan un poco con respecto a los homologados, pero te aseguro que ha sido el primer coche con el que no he estado todo el rato pendiente de la autonomía. Tampoco es el que ha hecho consumos más bajos, porque los 1.900 kilos son impepinables, pero el agrado de conducción, el equipamiento, las soluciones interiores con ese módulo central móvil, las infinitas opciones de personalización de las pantallas y de sus funciones… y por supuesto, un diseño que me ha impresionado y cautivado a partes iguales, han obrado el milagro de que un reticente recalcitrante como yo empiece a ver los coches eléctricos de otra forma. Y eso que hemos tenido problemas con puntos de recarga que no van tan rápidos como dicen o con el enchufe doméstico, que pensaba que cargaría a 3 kWh y apenas lo hizo a 1,2, cargando sólo 4,8 kilómetros de autonomía por hora. Mientras no se arreglen estas cosas, de poco valdrá que el coche admite súper recargas rápidas… eso sí a precio de oro. El Madrid-Toledo ha sido bueno, pero tampoco tan brutal como lo fue el MG, mucho menos pesado, pero también con menos capacidad de batería. Sin embargo, gastar sólo 69 kilómetros de batería en un recorrido de 90 da una idea de lo que se puede hacer a poco que se cuide el pie derecho. A pesar del peso, el coche se mueve de lujo. Para mí ya no es posible conducir un eléctrico sin jugar todo el rato con las levas que varían la frenada regenerativa y sacar el mayor partido a las frenadas y las deceleraciones para recargar la batería. Ojo con los precios que decimos en el vídeo, ya que te puedes ahorrar los 1.050 euros del color mate, que nos ha gustado, pero no sabemos si los pagaríamos. Quizá los 500 del azulito metalizado podrían caer con más gusto. Pero ojo, porque no todo el mundo se puede beneficiar de los 7.000 euros íntegros del Moves 3. Por cierto que Hyundai te lo adelanta y lo gestiona. En cualquier caso, nos ha encantado conducir un coche que parecía sacado de Black Mirror. En la escala ‘Me lo compraría’, la nota del Ioniq 5 es 8,7. Es un coche que rompe cualquier esquema preconcebido, da igual si es coche de combustión o eléctrico. Muy bien hecho, con calidad y con sentido. Sólo se pueden matizar pequeñas cosas, como el limpia trasero, las manetas de apertura o el reborde de la base de la consola central, que a los más altos puede que toque en las rodillas. El resto… ¡sobresaliente!

no-results-found-news-tabs
Ver más {{percentLoaded}}% loading...

pruebas

no-results-found-news-tabs
Ver mas {{percentLoaded}}% loading...