VOLKSWAGEN TOUAREG ? Coche total ???? Caro 4x4 con aspiración premium ????

La puesta al día del Volkswagen Touareg le ha traído un aire Premium que asusta para bien, y con su nuevo rediseño llega a Arrancamos!?, tu canal referencia del mundo del motor, para mostrar que siempre se puede mejorar un concepto que triunfa entre las altas esferas, pues partir desde más de 69.000 euros restringe y mucho el público al que va destinado y que puede hacer frente a un coche que es brillante en autovía, sobre cualquier tipo de asfalto y escenario, pero también fuera de él, pues la tecnología para “trabajar” en 4x4 le puede convertir en SUV grande campero con sólo girar un botón… A prueba el VW Touareg 3.0 V6 TDI 286 R-Line 4M. #Arrancamos!? ? Si tienes familia, viajas a menudo, no le haces ascos a un buen charco o a un lodazal y la cuenta bancaria a tu nombre no entiende ni de crisis… atento porque este coche puede ser el tuyo. Cochazo con todas las letras. Casi discreto por fuera, amplio por dentro, equipadísimo, con una mecánica a gasoil que te permite hacer 1.100 kilómetros del tirón sin gastar una barbaridad y un agrado de conducción que puede contentar al más exigente de los conductores, incluso a los acostumbrados a las berlinas. Obviamente, hay cosas a mejorar, como el precio, ya que los 81.000 euros de los que parte la versión probada, nos parece alto, también el “desde”, 69.000 euros, para el diesel de 231 CV más básico en acabado Pure. Si te preguntas por otras opciones de este Touareg, existe un 340 gasolina, un 231 diesel que es el acceso ya mencionado y un híbrido enchufable de 381 CV y 600 Nm de par que cuesta muy parecido a este de la prueba y, a lo mejor, te cuadra mejor si haces muchos trayectos cortos por ciudad. El coche tiene una línea que obedece a lo que se espera de un SUV cómodo y amplio pero que no hace ascos al offroad más duro. Las casi 4,90 metros de todoterreno no suelen ser agraciados, pero VW ha logrado que no parezca un mamotreto, a pesar del tamaño y peso de un coche que raya las dos toneladas de peso. Logra no parecer un tanque como sus primos de Audi y eso se agradece. Luego ves las amplias y modulables plazas traseras y piensas en tus hijos, en los viajes, en todo lo que cabe en los más de 800 litros de maletero, en escapadas, en fines de semana, en unas vacaciones sin dejar nada ni a nadie atrás. En conducción es realmente notable la capacidad de agradar de un coche que en teoría, debería tener un toque campero y pecar de su excesivo peso, pero que en esta versión se mimetiza con el confort de marcha y una suavidad que hace cualquier kilometrada realmente agradable, por larga que sea y por mala que esté la carretera, lo más habitual en estos días de proliferación de radares con nuestro dinero y cero inversión en asfaltado y señalización. Y cuando lo sacas del asfalto alucinas al ver de lo que es capaz. El botón mágico que sube y baja la carrocería y el otro que adapta el modo de conducción a tus deseos, son más que bienvenidos, hasta el punto, de que sorprende su ligereza metido en harina, y más aún con llantas de 21 pulgadas y un perfil de sólo 40. Los precios no molan, y eso que vale lo que pagas por él. Somos conscientes de que es un coche total, que vale para todo y es un coche único modélico, con mucho maletero, y ves que los consumos son más que coherentes, pues en autovía apenas pasa de los 7 litros a velocidad de crucero legal y cuando miras el mixto ves que aguanta bien sin pasar a los 8. Teniendo en cuenta el gigantón que tenemos delante y los zapatos que gasta, amén de una potencia muy decente… pues tenemos que decir que no está mal. Está claro que es un poco barco a pesar de la potencia, pero sus 620 NM de Par contrarrestan los 2,90 metros de batalla. Aún así, ojo, que el 0-100 km/h es de sólo 6,1 segundos. Mejor que bien a nivel de tecnología y ayudas a la conducción, con un aspecto interior flipante gracias al megapantallón que luce en el medio de su consola central y que le da un toque de siglo XXII que no esperábamos, sinceramente. Muy sorprendidos, para bien. Luego entramos en lo de siempre, en el precio de los extras, caros, vale cualquier ejemplo de la lista. En la escala ‘Me lo compraría’, la nota del Volkswagen Touareg V6 TDI 286 R-Line 4M es de 8,2. Cochazo para viajar sin problemas y sin excusas. Es cierto que se pueden pulir pequeños detalles, pero libra por libra es coherente y notable en todo. Ha evolucionado bien, aunque su exterior no entra por los ojos pese a modernizarse. Se respira calidad y mola ver que no falta de nada a nivel de tecnología y ayudas a la conducción. Un gran coche, caro, pero válido para los que no quieren ir de Premium.

no-results-found-news-tabs
Ver más {{percentLoaded}}% loading...

pruebas

no-results-found-news-tabs
Ver mas {{percentLoaded}}% loading...