TOYOTA YARIS CROSS ? Nº 1 en diseño de los SUV B ????? #EtiquetaECO

El Toyota Yaris Cross se presenta con sus mejores galas en el canal de Youtube Arrancamos!? para mostrarnos que en materia de diseño se puede dar una vuelta de tuerca más y diseñar un coche que, con franqueza, es bonito y espectacular, lástima que el color negro de la unidad probada no nos deje apreciar su belleza en todo su esplendor. Un SUV de 4,18 metros de longitud y un único motor, híbrido tradicional, de 116 CV. Al menos, podemos contar con opción 4x2 y 4x4, aunque el que probamos es el de tracción delantera, el que acaparará más ventas. Nos abrochamos el cinturón y… Arrancamos!? Muchas cosas buenas, alguna mejorable también, en un coche que ha llegado para intentar dominar el segmento ante rivales de tanto calibre como Hyundai Kona, Seat Arona, Renault Captur, Mazda CX-e, Kia Stonic, Ford Puma y un larguísimo etcétera. Sin duda que hay mucho gallito en este corral y, sabedor de ello, Toyota ha echado toda la carne en el asador del diseño para ponerse un puntito por delante de la mayoría de sus contrincantes. Sin embargo, a la hora del despliegue mecánico, la cosa se ha quedado en balas de fogueo, ya que sólo tenemos una opción mecánica. Vamos por la cuarta generación del sistema híbrido tradicional de Toyota HEV, y la cosa se va a afinando, pero aún se puede mejorar en muchos aspectos de entrega de potencia y agrado de conducción. Si por fuera te ha gustado, pues es intachable, preciso en sus formas, sus líneas, atractivo, arrebatador… sin duda su mayor reclamo, con una altura al suelo notable y una imagen de potencia y robustez fuera de toda duda, por dentro la cosa es bastante mejorable. Primero en cuanto al espacio, pues atrás se va justete. Y luego, en el tema de la ergonomía, hemos detectado en las puertas un cúmulo de despropósitos alto, pues la manilla de la puerta está escondida, los elevalunas en un nivel superior… y todo rodeado de un plástico duro, duro muy mejorable. Tampoco nos encanta ver el cuadro de mandos de siempre. La información del ordenador de a bordo se despliega igual que hace una década, amén de ser escasa y presentada de una manera un tanto particular. Pensamos que este Toyota Yaris Cross era una gran opción para dar un salto en todo en la instrumentación. Pero no. Volante, consola central, navegador… todo cumple bastante bien, y aunque los ajustes son buenos, la profusión de plástico duro no es agradable al tacto, es la verdad. Los asientos recogen bien y son cómodos, nada que objetar, quizá unos huecos más decentes, pues son pocos y pequeños. A nivel mecánico, el e-CVT es suave hasta decir basta, pero claro, tampoco esperes unas aceleraciones de escándalo, de hecho se hacen eternas. El 1.5 de 3 cilindros no hace milagros. Al menos se ha controlado un poco el excesivo ruido cuando le pides toda la potencia a un motor que, en unos sitios pone que tiene 120 Nm de Par motor y en otros 141. En cualquier caso, una cantidad terriblemente escasa, aunque en vacío el Yaris Cross pese 1.170 kilos. Sin embargo, la etiqueta Eco es un bien muy apreciado en estos días y un punto a su favor. En ciudad su uso es una delicia, con una dirección extremadamente suave y unas suspensiones más que permisivas. Eso sí, en cuanto sales de la ciudad, la cosa ya no pinta tan bien, pues te gustaría una dirección más directa y que aporte más información y unas suspensiones que sujeten un poco más. Si sales del asfalto, ideal, pero la mayoría del tiempo vas a estar en lo negro, y ahí cuando vengan curvas te vas a acordar de lo que decimos… lo mismo a 120 km/h en autovía, pues cualquier movimiento del volante es un balanceo casi seguro. Al menos en equipamiento de seguridad va hasta arriba y no echas nada en falta. Bravo por Toyota. También sonríes cuando ves los consumos. Es cierto que hemos llegado a ver hasta 8 litros en el marcador, pero al final se ha estabilizado en 5,5 litros a los 100 km. Lejos del 4.9 que homologa, pero bueno, aun así es una cifra muy buena. Asusta un poco, sin embargo, que el depósito de combustible sea sólo de 36 litros. En la escala "Me lo compraría", la nota del Toyota Yaris Cross es 7,7. Tiene puntos débiles, elementos fácilmente mejorables y que no cuestan tanto, pero también tiene cosas muy buenas. Consumo y diseño van a la cabeza, pero no olvidemos que el precio también nos parece “razonable” para los tiempos que correr. El coche que ves en las imágenes no llega a 25.000 euros tras ofertas y promociones. Viendo la que está cayendo, nos parece hasta coherente.

no-results-found-news-tabs
Ver más {{percentLoaded}}% loading...

pruebas

no-results-found-news-tabs
Ver mas {{percentLoaded}}% loading...