BMW X4 M40i ? SUV y deportivo ??????? ¿Tiene sentido? ???????? BMW M y Etiqueta Eco

El BMW X4 M40i se lava la cara y luce sus mejores galas para presentarse en Arrancamos!?, tu canal referencia del mundo del motor en Youtube. Los retoques son más profundos que la mera estética delantera, un poco en la zaga también. En lo que no se ve, tanto su original X3 como este X4 han mejorado a nivel dinámico, y esto se acentúa cuando pruebas la versión M Performance de la familia, con 360 CV y un motor 6 cilindros en línea que, a pesar de sus impresionantes cifras, logra la etiqueta eco gracias a la hibridación ligera. Con esta filosofía se pone a prueba aquí el BMW X4 M40i con etiqueta eco. Arrancamos!? Nos ha gustado. Mucho. Es un sinsentido de coche, correcto, y más por lo que cuesta, 80.200 euros sin extras. Pero te conquista su equilibrio y sus prestaciones. Y eso que pesa 1.995 kilos en orden de marcha. Y siempre habrá algún tocapelotas que te dirá que es un quiero y no puedo de su hermano mayor el X6, el pionero en este de los SUV compactos deportivos. Y por un lado razón no le falta, pero por otro, nos parece que este X4 tiene entidad propia suficiente como para dejar de ser el hermano de, y lucir con orgullo su nombre y apellidos. Y sobre todo, en esta versión, que no es la más potente, ya que la M Competition sube a los 510 CV, pero todo lo que lleve un M hay que pensárselo dos veces antes de pisar a fondo y éste, con sus 360 CV y sus 500 Nm de Par motor, se merece un respeto. Ya se lo merece cualquiera de sus versiones de acceso, 184 CV en gasolina, 190 en diésel, el primero de ellos por 57.400 euros, el precio más bajo para lucir un X4 con los vecinos. A partir de ahí, podemos subir hasta casi el infinito con el M pata negra, pero ya con el escalón anterior que hemos probado es suficiente para erizar algún pelo que otro… del conductor o del acompañante, sin ir más lejos. Por fuera es dónde más se reconocer los cambios, con nuevas ópticas, nueva parrilla y nuevos faldones que le dan una robustez y una rotundidad a prueba de ofendiditos. Por detrás los cambios son más leves, aunque la parte inferior de este M40i con sus dos brutales escapes no dejará indiferente a nadie. Y con razón. Por dentro también se ha rediseñado la consola y el cuadro de mandos es top, pero no destaca mucho con respecto a cualquiera de sus hermanos. Hay mucho y bueno, aunque sigo recordando con nostalgia el ordenador de a bordo de épocas pasadas, más ordenado, fácil de usar y muy visual, no el enrevesado de ahora, con pérdida de datos desde mi punto de vista. Los asientos traseros decepcionan un poco por el espacio a lo ancho, lo mismo que los de delante impresionan por lo fácil que es encontrar la posición gracias a la infinidad de posiciones que podemos encontrar, incluso a nivel lumbar y de sujeción lateral, tanto en piernas como en hombros. El maletero no está nada mal, pero pagar 2.800 euros más que el X3 perdiendo 25 litros de capacidad no parece muy lógico. Sin embargo, las líneas cupés del X4 harán que muchos, en plan de perdidos al río, se líen la manta a la cabeza y paguen ese plus. A nivel prestacional, es difícil criticar un coche que baja de los 5 segundos en el cero a cien. Es cierto que pesa dos toneladas, que la altura mínima al suelo es 20,4 centímetros y todo lo que tu quieras, pero cuando pisas el pedal derecho el bicho ni se retuerce siquiera, sale como una exhalación buscando romper barreras. Y encima, el sonido del motor va a juego y si mola cuando aceleras, mola dos o tres veces más con los petardeos de las reducciones, naturales con el cambio automático, o buscados con las levas. Mola ver cómo llega a las 7.000 rpm cuando estiras buscando el límite. Es un juguete para mayores que, encima, gracias a su potencia y a sus cotas y ángulos de entrada y salida, podemos sacarlo del asfalto sin problema. Medio metro de profundidad de vadeo atesora. Y en consumos, esperábamos mucho más, aunque las cifras no son bajas. En autovía a velocidad máxima permitida de crucero hemos llegado a ver 7,3 litros de media, que no está nada mal. En combinado no es fácil ver menos de 9, y en ciudad… lo que tu quieras, pues no es su hábitat. Y en precio, pue eso. Esta unidad, con este precioso color y estas maravillosas llantas frisa los 100.000 euros. Que se dice pronto. Es un cochazo, pero muchos preferirán el X6 si nos vamos a estos precios. Piensa que, más o menos, por 7.000 euros más puedes tener la versión similar. Entonces… En la escala ‘Me lo compraría’, la nota del BMW X4 M40i es 8,2. Se merece más nota porque todo lo hace bien, pero sigue siendo un coche sin demasiado sentido… pese a que enamora al primer acelerón.

no-results-found-news-tabs
Ver más {{percentLoaded}}% loading...

pruebas

no-results-found-news-tabs
Ver mas {{percentLoaded}}% loading...