NISSAN TOWNSTAR ? La gemela de Renault Kangoo y Mercedes Clase T ???? ¡Sólo un motor!

La Nissan Townstar llega al mercado de la mano de sus primas gemelas Renault Kangoo y Mercedes Citan y es la primera del trío en pasar por las manos de Arrancamos!?, tu canal referencia del mundo del motor en Youtube. A priori parece el patito feo de las tres, pues hasta que llegue la versión eléctrica sólo contará con el motor gasolina 1.3 de origen Renault que ya sabemos que no es el mejor del mundo. Sus primas tendrán más y mejores opciones, aunque quizá el precio final sea un punto a favor de la japonesa de origen francés. Con todos los puntos a favor de este tipo de vehículos, que vienen a sustituir sin duda a los monovolúmenes a la vez que pueden hacer de vehículo de trabajo, ponemos a prueba aquí a la Nissan Townstar 1.3G Tekna Combi 6V. Comenzamos dando las gracias a Nissan, porque ha tenido la deferencia de dejarnos la primera unidad de Townstar que ha llegado a su flota de prensa. De hecho, la hemos estrenado nosotros. Por ello hay que ser un poco precavidos con los consumos, presumiblemente bajarán un poco con el rodaje. Por lo demás, nos hemos encontrado con el típico vehículo que responde a muchas preguntas diferentes, y tal y como está el mercado, un vehículo que sirva para trabajar y para disfrutar de la familia es algo que hay que tener muy en cuenta. Disponer de 775 litros de maletero con 5 plazas en menos de 4,5 metros de largo es algo que hay que disfrutar y entender antes de valorarlo como se merece. Y si dejamos solo dos asientos hábiles hasta 3.500 litros de capacidad de carga da para meter muchos sacos de lo que sea, bandejas de lo que haga falta o kilos y kilos de material, fruta… lo que sea menester. Y luego los fines de semana cinco personas con sus bártulos viajarán con bastante comodidad y todo el espacio del mundo. Sin embargo, hay precios a pagar por este polifacético vehículo, y no nos referimos al vil metal. Suspensiones muy permisibles, plásticos duros por doquier, consumo elevado para nuestro gusto, refinamiento justito… en fin, hay que valorar todo en su justa medida. A nivel estético, este tipo de furgonetas tiene muy difícil brillas. Vimos que el Caddy se disfrazaba de EC, mientras el Rifter vendía muy bien gracias a un diseño atrevido, hasta que le han quitado las versiones de combustión y la han condenado al ostracismo. En Nissan no se han vuelto locos y con los rasgos de la casa salen del paso. De hecho, que me aspen si hay diferencias entre Kangoo, Citan y Townstar en los grupos ópticos traseros. Por dentro, puertas correderas y portón trasero de los de abrir de abajo hacia arriba, así que calcula un metro más, como poco, por detrás, a la hora de aparcar. Es lo malo que tiene que no se abra como las puertas tradicionales. Mucho espacio, pero también mucho plástico duro y terminaciones justitas. Por cierto, nos hemos fijado que muchos elementos y dispositivos vienen heredados de Renault, los acabamos de ver en el Arkana que hemos probado. En cuanto a habitabilidad, muchas soluciones de monovolumen y huecos por todas partes. A destacar los del techo y el de delante del conductor. Donde suele estar el head up display hay una portezuela con cargador de mechero, dos USB y un soporte de móvil. Sed conscientes de que esto pasa en la versión más equipada de las cuatro. Toda la instrumentación es sencilla pero más que correcta, y mola ver los detalles de la segunda fila de asientos. Esperaba que se pudiera reclinar y ganar algunos centímetros a lo largo, pero esas soluciones se ven que cuestan dinero y para lograr un PVP ajustado no se ha implementado este tipo de historias que agrandarían aún más sus funciones como monovolumen. Después de un buen puñado de cientos de kilómetros, hemos logrado bajar, por poco, de los 8 litros a los 100 km. Se puede bajar un poco más. El motor va justito en todo y con sólo tres adultos hay que jugar mucho más que muchísimo con el cambio para mantener una inercia decente. Y eso que el conjunto apenas pasa de la tonelada y media. En cuanto a precios, el “desde” 21.170 euros financiando y entregando coche por el básico está bien, pero piensa que es ruedas, volante y poco más. 27.449 el Tekna, el de la prueba, si financias, que te ahorras 7.000 euros del PVP. Ojo con eso. No parece mal precio pese a todo. En la escala ‘Me lo compraría’, la nota de la Nissan Townstar es 6,6. Con la Caddy como referencia está por debajo en calidad y en materiales, así como en motor y cambio, pero en cuanto a espacio y habitabilidad las cosas están muy parejas y el ahorro en su adquisición no es moco de pavo.

no-results-found-news-tabs
Ver más {{percentLoaded}}% loading...

pruebas

no-results-found-news-tabs
Ver mas {{percentLoaded}}% loading...