HYUNDAI SANTA FE Hybrid 2021 ? El SUV familiar nº 1 ???? Etiqueta Eco y Cero

Arrancamos!?, tu canal referencia del mundo del motor en Youtube, se pone a los mandos de uno de los SUV más deseados por el propio Óscar González Soria desde que lo probó por primera vez hace algo más de año y medio. En este caso, el Santa Fe, restyling de la cuarta generación, recibe un vuelco general para recibir dos versiones electrificadas, una híbrida enchufable y este híbrido tradicional, que con 230 CV y sus 7 plazas pone el listón realmente alto a la poca competencia que se atreve a toserle. A prueba, el Hyundai Santa Fe HEV. Además de las dos versiones mencionadas, no renuncia a un diesel de 202 CV. Puedes elegir siempre si lo quieres con tracción a las 4 ruedas o no, pero eso sí, siempre con cambio automático, doble embrague y 8 velocidades en el térmico, de 6 relaciones en los híbridos, que pierden la caja DCT. Con sus 4,77 metros de longitud, la “nueva” generación del exitoso SUV coreano apenas sufre retoques en el exterior. En la zaga hay que estar muy fino para apreciar la línea roja que une los grupos ópticos. Por delante, es más fácil saber que es el nuevo, ya que la parrilla se ha vuelto aún más inmensa y los grupos ópticos ahora tienen una especie de martillo vertical un poco enrevesado, pero que tras unos momentos de duda, termina por convencer… aunque entenderemos que a alguien le parezca recargado. La silueta lateral es la misma de siempre. Por dentro no sólo es que rezume calidad, sino que todo es eminentemente práctico, y hasta ahora me parece que el acceso a las plazas traseras se ha mejorado incluso, tenemos algún centímetro extra, y en el tercero de los cuatro acabados disponibles los que vayan al fondo del todo estarán bien servidos, incluso, con climatización independiente. Los materiales, el cuadro de mandos, el gran pantallón del navegador, todo lo configurable habido y por haber… sencillamente, difícil de criticar y encontrar peros. La habitabilidad es sobresaliente. No solo a nivel de la segunda fila de asientos, sino de maletero, muy bien aprovechado. Con cinco asientos, hemos hecho la prueba, cabe la vida ahí atrás. En serio. Dos niños pequeños, dos primitos, todos sus archiperres… a fe mía que está testado con solidez. En consumos, depende muchísimo de si haces ciudad o haces autovía. Es fácil, en viajes, quedarte en seises bajos y medios, respetando siempre los márgenes legales. Incluso con el coche cargado a todo lo que da será complicado ver el 7. En ciudad, si haces conducción inteligente, puedes sorprenderte mucho. Si eres bueno dejando correr el coche, midiendo la distancia a los semáforos o a las intersecciones, ha habido veces que he hecho cincos. Si vas normal, los 7 en ciudad serán habituales, pero con los más de 1.800 kilos de peso y las llantas de 19 pulgadas, para mí nada atractivas, pues hay que estar contento con los consumos. Para que te hagas una idea, en 10 días de prueba y 2.000 kilómetros el consumo final es de 6,8. ¿Sinceramente? Espectacular. Los modos de conducción no me han parecido relevantes. Fijo que algo hacen, fui casi todo el rato en modo Eco, pero en Sport sí que notas un ligero tirón, pero apenas hay diferencias en la conducción. Igual habría que remarcarlas un poco más. A nivel dinámico nos parece equilibrado. Sus aceleraciones no arrancan pegatinas, el 0-100 km/h está en 8,9 segundos, pero no es menos cierto que con su buen par motor (350 Nm) y su potencia suficiente podemos movernos sin ningún problema en cualquier terreno. En ningún momento lo hemos sentido corto de potencia. En cuanto a precio, viendo lo que cuestan los rivales directos, nos parece coherente, aunque seguro que en unos meses habrá ofertas contundentes. La unidad que hemos conducido cuesta 46.100 euros, casi lo mismo que la que probamos hace año y medio. Pero ahora el coche acaba de salir y calculo que habrá alguna versión con menos caballos y también menos precio en breve. 5008, Sorento, Kodiaq, Tarraco, X-Trail, Rav4… hay muchos SUV-D, en el mercado, sólo pongo aquí los generalistas, si nos vamos a los Premium (carísimos) hay un buen puñado más, pero por encima de todo, para mí, este Santa Fe sigue siendo el rey. En la escala ‘Me lo compraría’, la nota del Hyundai Santa Fe híbrido es 9,1. Pierde medio punto respecto a la versión anterior probada, gasolina, 200 CV, sólo por el precio, me da igual la etiqueta Eco, que para otros es fundamental. Es más potente, aunque las reacciones son similares. Sin duda, una compra inteligente, pues las 7 plazas siguen siendo reales y el equipamiento es brutal. Sigo pensando que me encantaría tenerlo, aunque no sé si la HEV sería “mi” versión. Ah, y 5 años de garantía.